El motor de Sergei

La gata siempre viene a que le haga caricias, hoy me dijo: obviamente volvió hace rato el aura, ahora está en el desodorante sobre la cama. Un pequeño objeto, minúsculo, casi que no puedo verlo se acerca navegando a la tapa ¿cuántos tripulantes se necesitan para comandar esa nave?. Un manteca te espera en el supermercado y no vas a comprarla. Solo el concepto del montaje puede ser aplicado para transmitir una idea cercana a la realidad. La naturaleza va a terminar con el hombre (y mi pregunta ahí fue si es la primera o la segunda). ¿Puedo acostarme en la tela de un parlante y sentir las vibraciones eléctricas de la estática? ¿porqué no acontece una catástrofe zombi y todos los valores se ven obligados a resetearse, como es deseo de millones en el planeta? Descubrí el numero 829 en la puerta de entrada y eso me llevó a tocar, aún relacionando con un chico en un triciclo. Mejor son las citas, porque de ellas se puede extraer realmente las partes de un motor a combustión como los que armaba Sergei. Tu presente trabajo debe elevar al máximo nivel el arte de la cita sin comillas, tu teoría depende estrechamente de la teoría del montaje. Ella ya no me habla, me siento como Gibarian, huelo como un libro nuevo, descubro los pequeños objetos sintiéndome Marco Polo, rechazo todo por la boca como un vomito. Para escribir esta carta leí toda la pagina de un libro marcado y no encuentro porqué dejé ahí la señal. La transformación de la conciencia consiste sola y exclusivamente en conseguir despertar al mundo de ese sueño que sueña sobre sí. Una de las tramas que tengo en mi cabeza tiene por motivo poner en evidencia cómo nos rodea la muerte todo el tiempo, y las formas mas variadas de final se mueven a nuestro alrededor a cada instante, solo un milagro inexistente nos salva. Mil formas del morir y la cita de un idiota: esta última frase define nuestra época, nos cuesta tomar en serio la debacle a la que nos enfrentamos.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *